Los colores

Hemos insistido que el mercadeo es comunicación. Nada es más valido que cuando hablamos de los colores, pues constituyen ellos una manera de sostener un diálogo claro y especifico entre producto, publicidad o diseño con el usuario, comprador, consumidor, o incluso votante.

La teoría científica ha encontrado sin embargo dos obstáculos en su desarrollo y expansión. El primero tiene que ver con la resistencia mostrada por artistas y artesanos a querer admitir que la ciencia pueda sistematizar la creación de armonías cromáticas. El segundo hace referencia al criterio general equivocado de que la armonización de color es un don congénito, reservado a personas especiales, y que por ende no puede ser aprendido.

De acuerdo a la teoría más aceptada, la luz, es la que permite, mediante ondas de distintas longitudes y a diferentes velocidades, que se produzca la sensación que denominamos color. De tal manera que el color propio de un cuerpo es la facultad que éste posee de absorber una parte de la luz que recibe y reflejar el resto. De tal manera que una superficie es roja porque no absorbe los rayos rojos de la luz blanca- el blanco es la suma de todos los colores- tanto como los otros y al reflejarlo la vemos roja. De igual manera un objeto lo vemos blanco porque ha reflejado por igual todas las longitudes de onda y no ha absorbido una fracción más que la otra. El negro es una sensación que se produce en ausencia de color y es cuando un cuerpo ha absorbido todos los rayos de luz de todos los colores.

Existe una clasificación de los colores. En primera instancia están los colores primarios o fundamentales que son el rojo, amarillo y azul. Luego están los colores secundarios o binarios: el naranja, el verde y el violeta, que son el resultado de la combinación de los anteriores. Y por último están los colores intermedios que son seis a saber: amarillo-verde, azul-verde, azul-violeta, violeta-rojo, rojo-naranja y amarillo-naranja. Los colores son un estimulo que viaja por el nervio óptico en el cerebro humano hasta llegar al sistema límbico que es la cuna de las emociones.

Fuente: javierdlt.com

El tratamiento científico del color ha llegado a su máxima expresión en el psicólogo psiquiatra suizo Max Lüscher, quien dedico 58 años de su vida- – a estudiar la influencia de los colores y su interpretación en relación de poder descubrir aspectos reprimidos de la personalidad, formas de sentir que no se verbalizan ya que deambulan por el denominado inconsciente. Lüscher, profesor de varias universidades famosas en el mundo, es también autor del famoso test que lleva su nombre y que ya ha sido traducido a 27 idiomas. Hoy este test se utiliza en variadas actividades desde la publicidad comercial o el lanzamiento de campañas políticas hasta la selección de personal en las empresas.

Este psicólogo suizo trabajo u obtuvo resultados prácticos exitosos en varias campañas publicitarias y políticas. Sin embargo, rechazó una invitación para manejar la campaña política del presidente francés Jacques Chirac pues según sus mismas palabras: «Los colores tienen mucho poder y es peligroso manipular a las personas a través de ellos».

Cada color tiene su significado psicológico y fisiológico objetivo. El color que elige una persona no dice lo que ella es sino lo que ella necesita. Por ejemplo, si una persona esta estresada y tiene una necesidad de calma y tranquilidad preferirá el azul. El color negro se relaciona con disturbios mentales y acciones delictivas. El café tiene relación con sensaciones de cansancio y resignación. Las personas que quieren liberarse o figurar escogen el amarillo. Quien quiera ser respetado prefiere el verde. El violeta es el color de la espiritualidad, de lo abstracto y de lo emocional. El rojo traduce actividad e intensidad. En fin…. la combinación de los colores también tienen su interpretación.

Así las cosas quien se encargue de diseñar productos, temas artísticos, campañas políticas o todo lo que tenga que ver con aspectos comunicacionales tendrá que tener en cuenta inexorablemente las interpretaciones del lenguaje tan especial y particular del color.

Fuente: Víctor Herrera Michel. (2000). Cómo ganar las elecciones Manual práctico de marketing político y electoral. Colombia : Editorial Mejoras .

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

On Key

Related Posts

El Marketing de Gobierno (Parte 2)

¡Ganamos las Elecciones!…. ¿Ahora que hacemos…? Durante cualquier campaña, paralela y necesariamente, se va gestando el futuro «Plan de Gobierno» el cual surge de la

El Marketing de Gobierno (Parte 1)

El marketing de gobierno es una herramienta que, asombrosamente, aun no es aplicada por muchos políticos. Tal vez sea culpa nuestra por no defender esta

La Teoría del Rumor

El presente trabajo «Síntesis explicativa de la estructura. funcionamiento y aplicación de la teoria del rumor», en ningún momento pretende ser una visión cerrada de

Los colores

Hemos insistido que el mercadeo es comunicación. Nada es más valido que cuando hablamos de los colores, pues constituyen ellos una manera de sostener un