El Marketing de Gobierno (Parte 1)

El marketing de gobierno es una herramienta que, asombrosamente, aun no es aplicada por muchos políticos. Tal vez sea culpa nuestra por no defender esta «obligación» que debemos inculcar a nuestros candidatos, creo que es una cuestión de asesoramiento e insistencia para que nuestro candidato no nos busque a los 4 años desesperado para que lo ayudemos en la elección explicando en 60 días lo que hizo o no hizo en 4 años.

Esta herramienta para nada es novedosa. Desde los primeros registros escritos del ser humano hay constancia de esta práctica. Los gobernantes del antiguo imperio egipcio (5.000 a.C. al 700 a.C. aproximadamente) acostumbraban a registrar sus obras y actos en papiros y en sus monumentos o tumbas, algunas de las cuales hoy podemos ver y a través de lo cual conocemos su historia. Estas mismas costumbres practicaron los imperios de toda la antigüedad, los escritos cuneiformes de los pueblos de la Mesopotamia es otro ejemplo, el abundante material griego, el romano, del que podemos agregar el uso de simbología de «marca» como era su estandarte con el águila imperial, algo tan instaurado que hasta en la actualidad al verlo sabemos de que se trata, el mismo ejemplo para el imperio otomano y su medialuna.

Una interesante faceta de esta práctica la constituyó la campaña de difusión llevada a cabo por el imperio romano durante las guerras púnicas; a sus pueblos aliados o conquistados le inculcaban el temor al dominio de Cartago porque, decían, eran salvajes. De este modo y para protegerlos del ataque africano le pedían aportes especiales y hombres, pero no solo sirvió para eso. Cuando Aníbal llegó a las puertas de Roma luego de haber derrotado a dos ejércitos romanos en la propia península, desistió siquiera de sitiarla porque comprendió que nunca iba a contar con lo que especulaba: el apoyo de los pueblos sometidos por Roma, las propias comunidades itálicas le iban dando la espalda a medida que se acercaba a la capital. La campaña de difusión romana había dado efecto.

Por supuesto que a cada uno de estos ejemplos hay que remitirlos a su circunstancia y finalidad, pero en el fondo su objetivo es el mismo que en la actualidad: dar a conocer lo que se hace en la gestión de gobierno.

Es cierto que por el solo hecho de estar en la función pública ya contamos con la presencia en los medios de comunicación y en la opinión de los ciudadanos y de los periodistas, pero aclaremos que de esa manera la opinión sobre lo que hacemos la forman terceros. ¿Por qué no intervenir directamente en la formación de opinión?, ¿por qué no contrarrestar una opinión desfavorable con una correcta explicación publicitaria?.

En la mayoría de los países, en sus constituciones, es una obligación del Estado dar a conocer sus actividades de gobierno. ¿Pretendemos mas autorización que esto?.

Dar a conocer los actos de gobierno tiene un solo significado que se lo puede ejecutar de distintas maneras. En eso radica el secreto del marketing gubernamental. La forma de mostrar las actividades de gobierno varia de acuerdo a las circunstancias, de las finalidades y de los ejecutores del marketing….

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

On Key

Related Posts

El Marketing de Gobierno (Parte 2)

¡Ganamos las Elecciones!…. ¿Ahora que hacemos…? Durante cualquier campaña, paralela y necesariamente, se va gestando el futuro «Plan de Gobierno» el cual surge de la

El Marketing de Gobierno (Parte 1)

El marketing de gobierno es una herramienta que, asombrosamente, aun no es aplicada por muchos políticos. Tal vez sea culpa nuestra por no defender esta

La Teoría del Rumor

El presente trabajo «Síntesis explicativa de la estructura. funcionamiento y aplicación de la teoria del rumor», en ningún momento pretende ser una visión cerrada de

Los colores

Hemos insistido que el mercadeo es comunicación. Nada es más valido que cuando hablamos de los colores, pues constituyen ellos una manera de sostener un